Asamblea de FECAPARAGÓN en el Romareda

Visto: 169

El sábado, 4 de febrero, se celebró en el salón de actos del colegio Romareda la Asamblea Ordinaria anual de la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (FECAPA) que agrupa a 70 AMPAS de Aragón.

Este año el acto contó con la presencia y apoyo del arzobispo D. Vicente Jiménez Zamora y del Vicario General D. Manuel Almor. D. Vicente saludó a los asistentes y felicitó a FECAPA por trabajar desde su fundación en 2006 por la educación integral de los alumnos. Recordó los fundamentos básicos de FECAPA según aparecen en su ideario e hizo mención al magisterio de la Iglesia sobre el tema educativo (Vaticano II y Papa Francisco, quien entiende la educación como un acto de amor). Animó a inscribir la tarea educativa en la labor evangelizadora de la Iglesia, recordando la exhortación del papa Evangelii Gaudium y las indicaciones del Plan Diocesano de Pastoral que deberían asumir con más decisión los colegios. Desgranó con detalle algunos desafíos que deben afrontar hoy los centros educativos y enumeró un decálogo con pistas para el camino. Fue una intervención muy oportuna y contextualizada que fue seguida con sumo interés por los asistentes. Concluyó su intervención con un turno de preguntas al arzobispo donde emergieron algunos problemas y situaciones concretos.

A continuación comenzó la presentación del informe de actividades de la Federación a lo largo del último año en los distintos ámbitos en los que ha tenido que intervenir. El relato fue pormenorizado y reveló la enorme actividad que despliega. Se presentaron igualmente el informe económico anual y el presupuesto del nuevo ejercicio. Tras el descanso en el que se pudo tomar un aperitivo, se reanudó el trabajo más participativo de los asistentes.

FECAPA sigue trabajando por la defensa de la libertad de elección de centro y la complementariedad de las redes educativas; reclama una mejor financiación de los centros concertados y el respeto a su autonomía; aboga por una mayor implicación de las familias en la tarea educativa junto con un reconocimiento y respeto a la labor del profesorado; propone que se asegure y dé continuidad a los idearios de los centros, a la impartición de la asignatura de Religión y se lleve a cabo una selección del profesorado acorde con los principios y valores del ideario cristiano y católico de los colegios de su red.